Capítulo 09 – El candelero